ANDREA TUTOR: "CANTO A MI MUSA"

 

Poema dedicado a la Dr. ANA PATRICIA BOTÍN 
en LA FIESTA DE LAS PERSONAS, QUE NOS AMAMOS

ILOVEYOU,ILOVEYOU,ILOVEYOU

 

 

 

 

 

 

 

 

Velero de mi Amor

 

ANDREA TUTOR

 

 

Amarrado al muelle, junto al espigón

se mece el velero, velero de mi Amor.

Con marea alta, le compongo esta canción:

¡Poema dedicado a nuestro AMOR!

 

¡Se mueve despacio, se bambolea bien,

se estremece, cual orgasmo de mujer!

 

Amarrada, la embarcación, quiere satisfacer:

larga, esbelta, exquisita, delgada;

se diferencia de otras, “ANA” marcada:

¡Cuál será: velas desplegadas, con ganas de mujer!

 

¡Se mueve despacio, se bambolea bien,

se estremece, cual orgasmo de mujer!

 

Poso mi pie, qué sensación, percibo su temblor.

Me alzas en tus brazos llena de emoción;

me entregas la vida, me das tu amor;

me besas, me acorralas junto al timón.

 

Al soltar amarras, se desprende del espigón;

se desliza la nao, se mueve despaciosa:

caricia de las olas, velero de mi ilusión.

¡Penetra la mar, con deleite, proa gozosa!

 

¡Se mueve despacio, se bambolea bien,

se estremece, cual orgasmo de mujer!

 

Surca las aguas de la Bahía de Santander,

Alza la espuma a ambos lados de él:

blanca, verde espuma de mi vergel,

cargado de peces y sin peces también.

 

Se yergue Cabarga, su belleza deja ver,

Las nubes se apartan y caen a sus pies´.

Muestra su mejor cara, su cara fiel,

entonces, me inspira, poemas han de llover.

 

¡Se mueve despacio, se bambolea bien,

se estremece, cual orgasmo de mujer!

 

Firme el timón, directo sin vacilación

hacia el símbolo, expresión de nuestro amor.

Sonríes, entornas los ojos, besas llena de ilusión:

¡El amor se manifiesta con su mejor color!

 

 

Me ases, te aferras a mi cintura

como sujetas con fina gracia tu cinturón;

me acaricias con tus sensuales labios,

tus ojos, tu mirada, con cada expresión.

 

¡Se mueve despacio, se bambolea bien,

se estremece, cual orgasmo de mujer!

 

Velero de mi Amor rojo y blanco ser,

cual bandera cántabra y ribamontanesa fiel.

Verano bullicioso navega, se aleja del tropel;

me arrulla mi Paloma, me hace florecer.

 

Atrás la bahía, Bahía de Santander,

aguas tranquilas, claras y aplacibles

lamen de Peña Cabarga los pies.

¡Raudas partimos para jamás volver!

 

 

Santander, España, 14, Febrero, 2013