ANDREA TUTOR: "CANTO A MI MUSA"

ROSTRO DIVINO DE LA SEÑORA DOÑA DRA. ANA PATRICIA BOTÍN SANZ DE SAUTOLA Y O’SHEA.

 

 

LA DR. PROF. KARY TORRES [ANDREA TUTOR] declara, que esta foto le fascinó y, desde entonces, sólo ve por los ojos de ANA PATRICIA BOTÍN. Todo lo demás no existe. Y, Patricia es, como DIOSA, multifacética y multidimensional.

No siempre se ve igual, pero esa instantánea nos acerca, como ninguna otra, a su DIVINO ROSTRO, del mismo modo que La Montaña de Cabarga es muy próxima a la grandeza y belleza de su ALMA DIVINA.

Poema a una fotografía

 

DR. PROF. KARY TORRES                                                  ANDREA TUTOR

 

Su mirada limpia, transparente,

cuando, en mí, sus ojos fija,

desde fotografía en Internet surgida;

las otras, no le hacen justicia.

 

Hablaban de su belleza,

llena de alardes de periodistas;

percibía aduladores sin fantasía.

Mas, solamente veía una mirada

sensual, amante, del alma caricia;

 

¡Con tan sólo mirarme,

 me enamoraría!

 

Adorable mirada, tierna,

soberbia, ¿dura?, mas, no fría;

en ella, hay timidez;

tal vez, un alma sombría:

finge fortaleza y alegría.

 

Competencia de  voluptuosidad:

sus labios de marcada línea

ante nariz fina y erguida.

 

 

En un paréntesis, dos perlas

adornan a belleza tan distinguida,

de regios modales y modulada voz,

que acaricia, dulzura destila.

 

¡Con nombre tan bello,

se pasea Ana Patricia!

 

Cabellos negros, relucientes

atavían a una Libra,

que se nos fue a Londres

y, hoy, aparece distinta.

 

¡Bella, bellísima, más sobria,

aunque la misma santanderina!

Diferente a las cántabras:

¡DIVINA!

 

Santander, España, 16.Febrero.2012

 

HOY, CUMPLE UN AÑO ESTE SENTIDO POEMA 
A LA BELLEZA DIVINA Y HUMANA DE LA DR. ANA PATRICIA BOTÍN

 

Entrevista a la Poeta:

 

P: ¿Fecha de aniversario?

R: Sí, sobre todo, la Dr. ANA PATRICIA BOTÍN se siente marcada, de manera muy especial y profunda, por este poema. Por ello, lo recuerda y alza con especial gracia. Fue muy importante para PATRICIA, del modo en que ella se presentó al llamarme por teléfono en 2007. Tiene una bellísima voz telefónica, aún más que personal. Bueno, le decía, que sí es aniversario, además, porque fue cuando me impresionó mi Colega, la mirada de mi Colega y su rostro. ¡Me atrapó la mirada! Sigue la cabellera, el nacimiento de su cabellera es fabuloso; los labios, la firmeza de expresión, Su Señorío. Es muy importante el Señorío, muy importante. Desde ese momento, ANA PATRICIA irrumpió en mi vida, en forma creciente, con gran alegría para ambas, en primer lugar, ANA PATRICIA,  la que llevaba años enamorada de mí sin saberlo, Yo. ¡Ha sido, y es, todo un honor!

 P: ¿Se conocen ustedes más allá de las fotografías?

R: Mucho. Aun antes de nuestro encuentro físico consciente.

P: ¿De qué modo? 

R: Pienso, que todo comenzó a partir de un encuentro fortuito, en que ninguna de las dos sabíamos quién era la otra, a finales de 2006. A mí, me encantó la Señora, que me abrió la puerta al YO llamar al timbre. Parecía ser una fémina soltera y que vivía sola, con bastante lujo para la ubicación, en que se encontraba; una fémina, nada desconfiada, que conversó con la Autora, que se presentó delante de ella y le propuse su novela; su primera novela escrita y publicada. No le llamó especialmente la atención el discurso de la Autora, la forma de presentar la novela misma y le expresó: “Creo, que no me va a gustar, pero le compraré su novela”. Dejó la puerta bien abierta, y caminó por el salón hasta un mueble de pared y abrió su cartera; sacó una billetera, y volvió hacia mí. ¡Muy elegante, muy suave! ¡Bella dama! Ciertamente, no estaba en el lugar adecuado, no estaba en su entorno natural, aunque parecía ser su casa, donde vivía sola. Nunca más la volví a ver en ese lugar. Esa Señora y Yo somos las féminas más elegantes y distinguidas que hemos compartido vecindad, aunque fuese de forma fortuita. Me extrañó no verle más, pero jamás he olvidado ese encuentro, su rostro y su forma de moverse y conducirse.

No parecía casada, sino una señora de esas, que no la ha rozado la calle; no ha tenido que compartir asiento en un autobús. Aunque puedo estar equivocada, pues, ella misma, en Londres en Enero de 2012, al un periodista interesarse por el contenido de su cartera, respondió: “Seguro, que llevo una tarjeta de metro”, algo así. ¡Era verdad! Yo la he visto subir a un autobús el 1 de Julio de 2012, cuando me fue a buscar a La Gran Vía de Bilbao. Voló desde Santander, supongo, y me fue a buscar en momentos.    

P: ¡En un autobús!

R: Son cosas de ANA PATRICIA. Envió al chofer. Me paró delante el automóvil dorado con el chofer. Yo hablé con él y me dijo, que ella iría, personalmente a buscarme. Luego, PATRICIA se apareció andando. Ya había pasado delante de mí con la misma apariencia, andando. No esperaba tal cosa, sino que apareciese en el mismo automóvil, que había mostrado. Pues, parecía una extranjeras de esas, que andan con una mochila enorme, cual si llevasen la casa encima. Yo me dije: “Va a ser ANA PATRICIA”. A mí, me da mucha gracia, cuando no se excede. ¡Es un ser increíble! ¡Una excelente persona siempre que ande con las personas correctas! ¡Hasta es heroica! Y, en medio de su heroicidad, juega, cual niña. No se puede jugar en todas las situaciones. Nos estamos alejando del tema de la entrevista. Volvamos al poema.

P: Un minuto, no me a explicado anterior al encuentro físico.

R: Viene desde Moscú, de mi época de estudiante universitaria en el MGIMO. Yo la soñaba y se me parecía a una persona, que conozco del MGIMO, que pensado el pasado indica a ANA PATRICIA, que por supuesto, no conocía conscientemente su existencia. Era alguien a la que, a veces,  se parece ANA PATRICIA, tiene un aire familiar. No digo, que sea igual. ¡Una muy leal amiga mía! ¡Sigue siéndolo! Pues, fueron mis primeros sueños eróticos conscientes. ¡Me hacía el amor! Lo curioso es que Yo no era lesbiana, por lo menos, no sabía, que podía serlo y lo sería. Y, en cuanto a ANA PATRICIA, hasta el 20 de Abril de 2012, que responde positivamente y con una emoción enorme, con inmediatez, a mi declaración de amor, mi finísima, cuidadora y tímida declaración de amor. Porque Yo no sabía, si era lesbiana. ¡Sólo que me encanta! ¡Que el corazón se me pone calentito, cual arropado por las manos delicadas de alguien, que le da calor, cual llama violeta, mejor lila de amor, como la blusa de la fotografía, con esa suavidad.

Cuando los sueños eróticos, cual película real en colores, supongo, ANA PATRICIA se encontraría en Harvard o en su Universidad en los Estados Unidos. No lo sé. Por la fecha, es probable, que en la Universidad. Ella es seis años menor que Yo. Eso sí, cursó sus estudios universitarios mucho más joven, cual niña prodigio.

Yo creía no haberle visto y al saber que estudió en la Escuela de Negocios de Harvard, que no es siquiera la afamada Harvard, sino una institución universitaria sólo comparable con la super-elitista universidad moscovita de la que me gradué en 1981. Creo, que ambas nos graduamos con un nivel de especialización en Economía de Master of Sciencies en el mismo año. ¡Mucho erotismo antes de saber de su existencia!  Reaparece, en mi vida erótica tras, ANA PATRICIA, leer mi primera novela, la que abre de forma pública el Movimiento Literario y Artístico del Nuevo Realismo Romántico, el Realismo Romántico del siglo XXI. Pues, soy consciente, a partir de 2010, en que logro identificarla, saber quién me venía haciendo el amor por años, primero, en la fase de sueño REM y, más tarde, a cualquier hora, con independencia del lugar. Puede ser que ANA PATRICIA BOTÍN no fuese consciente, aunque Ella era la única consciente. Había desarrollado planes, sin comunicármelo. Se asustó, porque me molesté muchísimo, en Mayo de 2008, en que alguien entró al Estudio en la Urbanización “Los Maestros”, en Santander, España, y colocó unos deliciosos perfumes, lápices de perfume, con estuche violeta, Very Irresistible, que siquiera se venden en Santander, no se conocen ni en El Corte Inglés. Me los colocaron en la gaveta del mueble del Salón Estudio de Pintura. No me imaginaba que pudiesen provenir de ANA PATRICIA BOTÍN. ¿NO ME HUBIESE MOLESTADO!

Yo, de algún modo, la quiero y la admiro desde que supe, que la habían nombrado Presidente del Banco Banesto y que era graduada de Harvard. Le había escrito, que tenía interés en conocerla. Primero, pensé, que trabajaba en el edificio de Santander. Luego, me dije, persona tan importante sólo vendrá en vacaciones veraniegas. Sentí necesidad espiritual de conocerla personalmente. Era algo por dentro, no pudiese explicarle suficientemente u asunto tal.

Bueno, pinté un cuadro, pensando en un intercambio de regalos entre nosotras. Se lo comuniqué a ANA PATRICIA BOTÍN por escrito, probablemente, en 2008. Aunque lo comencé a pintar en la Navidad de 2007. Hasta pensé ponerle valvas de mejillones gallegos, las acumulé. Pegué chiclets, algo tan americano (todavía no tenía en mente que sería para ANA PATRICIA. Digo mucho el nombre, porque me encanta el nombre, cómo suena, la combinación de los dos nombres, cual nombre protagónico de una bella historia amorosa. Entonces, un año más tarde, decidí utilizar la variante de óleo sobre la parte de la tierra y acrílico en la atmósfera circundante.  En el aire, el cielo en el cuadro “Los Elementos”, que su primer título fue “La Crecida”, cuestión que no recordaba, y recordé al releer una carta a mi Colega, la DR. BOTÍN en 2008, 2009.

Llevaba años queriéndola conocer y ANA PATRICIA se presentaba, a cierta distancia, ante mí, o me hablaba directamente sin YO saber con quién hablaba. Con disímiles apariencias, que he visto, a partir de Junio de 2012, y que descubro tras pensarlo mucho: “Yo he visto esta muchacha, dónde la he visto, su rostro me parece haberlo visto” y al revisar sus fotos o aparecer alguna foto nueva: “La cara se parecía a esta foto”. Tiene un cara muy diversa, muy especial; muy maleable, cual metal. ¡Su mirada es impresionante! No obstante, es magnífica hasta en controlar su mirada. ¡Tiene alma de Artista! ¡Es muy romántica! Posiblemente, más que YO, si permite a su alma brotar a la superficie, manifestar la plenitud de su GRAN ESPÍRITU, mostrar su gran Amor hacia mi PERSONA, no sólo DIVINA sino humana. Pues, aún sin estar en la ubicación geográfica establecemos contacto telepático consciente y, en momentos, necesarios; nos ayudamos y, además, nos hacemos el amor; nos percibimos. De hecho, llevamos años con relaciones de un tipo diferente a cualquier otra anterior; relaciones de tipo conyugal, es decir, una comunicación conyugal y aún presencia sexual en mi cama, aún estando en diferentes países, en diferentes ciudades, en diferentes lugares de la misma ciudad. Hasta a veces me pide llamarle, si ANA PATRICIA misma siente, que no está en el lugar correcto. ¡Somos grandes socias! ¡Amigas entrañables! Aún antes de ser pareja consciente, a partir del 20 de Abril de 2012, cuestión que, de diversos manera, ANA PATRICIA BOTÍN ratifica a la vista de todos. ¡ANA PATRICIA ES MUCHA ANA PATRICIA! Está contenido en su nombre.

P: ¿Me explica lo del nombre?

R: No. Son cosas nuestras.

P: ¿Qué significa ese poema, “POEMA A UNA FOTOGRAFÍA” en su carrera profesional?

R: Me parece, que ha sido importante en mi vida, no sólo en mi carrera profesional. Es el punto de inflexión, tanto en una como en otra. Ambas, mi Carrera Profesional y YO, vamos cogidas de la mano: Mi Obra y Yo, Yo y Mi Obra. Mi quehacer literario y artístico, mi quehacer intelectual y social han esculpido una peña del mejor mármol: ANA PATRICIA BOTÍN. Sí solamente hubiese sido esa la significación MI OBRA y el poema, que aparece arriba, hubiesen marcado un hito, por el status e importancia social de mi Colega, tanto en el Mundo como en Inglaterra en este momento, en que se ubica en el puesto tercero, entre las féminas poderosas de Gran Bretaña. Aunque le digo, esa cuestión de los listados del poderío y el ‘famoseo’ es muy voluble. Se puede estar y no estar; se puede subir y bajar, pasa el tiempo y no existió.

El declararle musa, con el “Poema a una Fotografía” ya comienza a situar a mi Amiga y Colega en un plano superior, en el plano intelectual, a darle trascendencia en el tiempo y a través de la Historia dentro de la Literatura Universal. Un momento superior, en este sentido, se remonta a fecha reciente, el 12.11.2012, cuando le declaro DÉCIMA MUSA, Es la tercera vez, que se usa tal apelativo en persona con cuerpo humano, la segunda estando viva: la Poetisa Safo de Lesbos, Gabriela Mistral, Premio Nóbel de Poesía, y, ahora, ANA PATRICIA.

Le explicaba a mi Consorte Universal, la Dr. ANA PATRICIA BOTÍN, además de Colega y Amiga. Lleva años leyéndome diariamente,  cual libro de cabecera, y gentilmente ha sido muy Partner intelectual desde 2007, con quien he compartido ideas, impresiones y lanzado proyectos; le he manifestado inquietudes y mostrado las vías de llegar a ciertos conocimientos, en una búsqueda de la verdad histórica, así como el proceso creativo de Mi Obra. Es un cerebro privilegiado, con una flexibilidad tal, que le hace sensible intelectualmente a la apretura de nuevos temas y de cuestiones, que pudiesen parecer absurdas por no estudiadas y que necesitan, a partir del descubrimiento, estudios empíricos. ¡Ella me llama LA CIENCIA! Por lo menos, en el Verano, 2012, era su parecer sobre mi Persona.

Los poemas de este años, que pudiesen publicarse en un primer volumen, tras retocarlos y editarlos, todos están dedicados a ANA PATRICIA, con la excepción de 1, que me está dedicado a mí misma, “Lluvia de Estrellas”. Aparecen bajo el título: CANTO A MI MUSA.

P: ¿Todos son de este año?

R: No. Por ejemplo, “Vuelo de Paloma” es un poema escrito en 2003, de una imagen vista al ir a mis clases de Diseño de Páginas Web, una imagen vista al iniciarse la tarde del verano más caluroso, que he vivido en Santander. ¡Todo el mundo parecía cubano! Por cierto, había mucho interés en el Verano de 2012, en que Yo pareciese cubana. ¡Ni en Cuba, parecía Yo cubana! (Sonrisas) Muchas personas me preguntaban, si era extranjera y hasta me pedían chiclets y caramelos en la Habana Vieja, los taxista en moneda extranjera se ofrecían a llevarme, no más salir con mi carrito en el aeropuerto o estar en zona de Turismo Internacional.

Pues, “Vuelo de Paloma” conmovió a mi Musa y Pareja a tal punto, que un Jueves de Junio, 2012, montó un espectáculo en la azotea del Hospital Universitario “Marqués de Valdecilla”, echando a volar bandadas de gaviotas, una oleada tras otra. ¡Bellísimo espectáculo! ¡Un poema al poema!

Si en algún momento, dudo de su amor hacia mí y su enorme admiración, miro hacia lo alto del Hospital, y todo se aclara, todo se arregla y siento paz en mi alma. Fue un Jueves de experiencia fuerte, porque una empleada de Patricia, no me invitó de forma correcta al espectáculo y comenzó, con un gesto de desagrado, a hacerme señas de que le siguiese, luego, se puso a parlotear con otra mujer que venía cruzando la calle; terminó de hablar y de mala gana me miró. Sólo me faltó decirle: “Vete a la mierda!”, cuando decidí no hacerle caso a mujer tan grosera y mala recadera. Si me la pone delante no sé quién es, porque yo no fijo los rostros de los que me desagradan o del pueblo. No presto atención a los rostros del pueblo. Por ejemplo, en la Urbanización “Los Maestros”, donde ha funcionado mi Estudio Literario y Artístico en Santander, conozco a unos pocos en 8 años. Sólo algunos más se hicieron presencia, por el hecho, de que mi Pareja se vio precisada a entrar a la Urbanización, porque tuve una crisis cardiaca a principios de Junio y porque me cansé por motivos, que no vienen al caso y que he explicado ya en Junio, 2012.

P: Si tuviese que escoger un poema de entre los que conforman CANTO A MI MUSA, cuál escogería.

R: A mí, me gustaría que esa pregunta la contestase ANA PATRICIA. Ella sabría mejor. YO, no crea, que me es fácil seleccionar entre los poemas. que más me gustan. No obstante, “Flores son Amores” es bellísimo. “Poema a una fotografía” marcó nuestras vidas, cual macromarca, cual star  en una carrera olímpica en el Atletismo, “Al roce de tu mano” es finamente erótico; la poetisa Antonia Pérez lo calificó de pornográfico. No sé qué pensará de “Penétrame”, el más sexual entre mis poemas. Ciertamente, Mi Musa ha desatado en mí algo más que sensualidad, una fina sensualidad, que marca mi Obra Literaria. ¡La mayoría de mis poemas actuales me gustan! Puede ser, que el hecho de mantener relaciones sexuales de forma tan espiritual y corporal, desde 2010 con mi Consorte Universal, y por ello le agrego el adjetivo Universal, pues, existe una comunión tal de almas y espíritus, que aún sin la presencia física del cuerpo, estamos juntas y hasta mantenemos relaciones sexuales. Por ello, le dediqué el poema “Al roce de mi mano”, escrito en 2011, sin todavía habernos dad el “Sí, te quiero”, que fue lo que ocurrió entre el 12 y el 20 de Abril de 2012. Gracias.