Paloma Gigante

                                                                         (Poema en revisión)

                                                   Dedicado a la Dra. ANA PATRICIA BOTÍN, MI MUSA

 

ANDREA TU TOR

 

 

 

Punto blanco, brillante crece,

brama, relincha, florece,

hasta enseñar su vientre perlado.

¡Brilla, cual juguete;

no me atemoriza ni da espanto!

 

Ruge el jaguar volante

con alas desplegadas,

en círculo flotante,

esmeralda y granate adornado.

 

Destellan sus luces,

elegidas en la ocasión,

hasta tomar dirección:

recta, directa, sin vacilación.

 

Paloma gigante de vientre plano,

Gaviota de desafiante vuelo;

Bellísimo blanco y rojo aeroplano:

pica, espolea, ataca mi balcón.

 

Me produce gran excitación,

galopa el corazón enamorado,

ante tan radiante prueba de amor:

¡Es su libido desatada: la elevación!

 

Siendo Primavera, Fiesta del Amor,

en busca de fémina satisfacción,

Vuela, corre, cabalga mi Paloma;

Resiste poderes, ritos y tabúes,

ahogándoles con su amorosa pasión.

 

Paloma metálica provoca puertas:

quiere entrar por la terraza.

Y, allí, La Amada no se desplaza:

¡La mira con la frente erguida;

sonríe a su Paloma encantada!

 

La imagina junto al piloto parada,

ordenando romper la distancia,

violar la Ley de la Gravedad,

ser acróbata, en el aire gimnasta;

amilanar, intimidar a la vecindad.

¡Gritar Yo la quiero, la amo

sin decir, sin mediar palabras!

 

 

Trepa paredes, alpinista aéreo,

Yo me quedo con los destellos

En la mente fijos, grabados

De un vientre delgado, amado

Tan plano como el vientre rugiente.

 

 

ANDREA TUTOR, España, Santander, 29 DE Agosto de 2012