III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR

ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL

DISCURSO INAUGURAL

 

Es un placer contar con la presencia de ustedes en este sobrio y elegante Salón, el lugar público más exquisito y exclusivo de Santander, de Cantabria, que con el Hotel la Reconquista de Oviedo, comparte mi predilección por aquellos tiempos románticos, en que predominaba el buen gusto.

El buen gusto es la base de la belleza, que, en definitiva, es el amor. Por ello, acostumbro a decir, que dónde hay belleza y amor se está en presencia del Arte. Y lo escribo con mayúscula. El resto es anti-arte.

En mi Pintura, predomina la búsqueda de la belleza y la expresión de sensaciones positivas, tales como: elevación del espíritu, alegría, éxtasis y hasta euforia. Por ejemplo, me he puesto eufórica, también, la meta muy alta, que constituye un escalón en mi carrera pictórica: reflejar en un cuadro la belleza deslumbrante de la terraza y las vistas desde esa terraza del bellísimo entorno natural de Santander, con una de las bahías más bellas del Mundo y con esa montaña andante; esa montaña, que acompaña al caminante: Cabarga. Un cuadro, todavía en elaboración, para agradecer la amabilidad del Hotel Real, su señor Director, Koldo Díaz, e Iván Barranco Blanco, Director Comercial, y de todos y cada uno de los empleados del Real, entre ellos, lectores y admiradores por esa exquisita y delicada novela VALS PARA KARLA  de mi autoría, que dio inicio, de forma pública al NEO REALISMO ROMÁNTICO, el Realismo Romántico del siglo XXI. Ésta puso, ante mí, la tarea de desarrollar la expresión plástica del Movimiento Literario y Artístico, así como escribir los 5 primeros CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA TUTOR.

Mis guías y referentes en tan osada aspiración y realización son indudablemente los Grandes Maestros de todos los tiempos, ante todo, mi Abuelo, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS. Uno de esos grandes Maestros catalanes, también aragonés, de la Academia de finales del siglo XIX, que el anti-arte y el mal gusto promocionado trató de engullir. Por ello, me planteo crecer a la Academia. ¡Aquella Gran y Privilegiada Academia! Por supuesto, sin abandonar el simbolismo, y la expresión sublimada y exteriorizada del sub-consciente, sin abandonar la experimentación. ¡Y, dar libertad a mi creatividad! Pues, otro de mis guías, está ubicado en Ucrania; en un intelectual, que le acompaña mayor fama por Poeta, y ello no le hace justicia al Pintor: El Poeta Nacional de Ucrania, Taras Chevshenko, en cuyas dos Casas Museo me he deleitado, una en Kiev y otra en las afueras, junto a las aguas del río Dniepr. También, están presentes los grandes maestros españoles, rusos, florentinos, flamencos, franceses e italianos, que forman parte de las exposiciones de los más afamados y ricos museos del Mundo, comenzando por el Hermitage en Saint Petersburg, la Galería Tretiakov y el Museo de Arte de Moscú. Lugares, en que, por primera vez, entré en contacto directo con los más afamados Maestros hasta el presente y sus cuadros originales. Por sólo mencionar algunos, diría: Gue, Chevschenko, Miguel Ángel, Rafael, el Greco, Velázquez, Goya, Rubens, Rembrant. En el otro tipo de arte, recuerdo entre esos miles y miles de cuadros a uno de Picasso en el Hermitage, del que ya he escrito en mi Web. Otro conjunto de grandes museos de Arte, ya sea por sus objetos decorativos o por su magnífica colección de Pintura me fascinó en Dresden, tras la visita al Zwinger, allá por 1989, justo el verano preámbulo de la caída del Muro de Berlín. Allí, pude contemplar al joven Picasso y exclamé: ¡Ahora puedo decir que sí sabía pintar! Por cierto, pintaba mucho mejor en su juventud, cuando no había contaminado su quehacer artístico.

No pretendo dar una lección de Pintura, tampoco; hacer un recorrido por esos museos divinos, que han escuchado mis pasos, y los de mi Abuelo, que me precedió con la distancia de un siglo,  con mayor conocimiento de la Historia del Arte y rigor artístico.

Agradezco su presencia, una vez más, en la seguridad, que en el transcurso de estos 9 días de exposición podamos reencontrarnos y dialogar.  Quedo obligada a la Dirección del Hotel Real por haberme cedido el espacio más elevado y exclusivo del Norte de España.

 GRACIAS.