ANDREA TUTOR:entrevista a EMBAJADORA DE JESUCRISTO

          

        "Sobre CUBA vuela el Espíritu Santo"
Juan PaBLO II (1998, AÑO DEL ESPÍRITU SANTO)

 

P: ¿Por dónde empezamos?

R: Normalmente, se comienza por el principio. No obstante, hoy, comenzaremos por lo más reciente: mi situación de derechos humanos y seguridad personal en la actualidad, y en mi ubicación presente. Estamos en una situación similar a Fuente Ovejuna de Lope de Vega. Tal vez, esa sea la tragicomedia más representativa de la Sociedad Española, cual mueca o bufonada teatral.

 

 

P: ¿Por qué se refiere a Fuente Ovejuna? Ahora, no estamos en la Literatura.

 

R: Pues, a veces da la impresión, que los personajes han salido de los libros y los antepasados de sus tumbas. En otras ocasiones he dicho, que estamos en tiempos apocalípticos. Lo digo, precisamente, por lo anterior y porque se ha divulgado una mayor cantidad de conocimientos ocultos, que se están aplicando a nivel de sociedad, de empresa, de grupos e individuos, con muy diversos matices e intereses. Es muy peligroso. Ciertos conocimientos deben, de algún modo, ser preservados a individuos capaces de saber qué es el Bien y qué es el mal.

Es muy importante discernir, con independencia de las instituciones y de las personas, que llegan a dirigir ciertas instituciones con una significativa influencia en el pensamiento y en la organización social, dentro de las super-estructuradas, super-internacionalizadas y globalizadas sociedades, entre el BIEN y el mal. Con frecuencia, los individuos y las instituciones se paran en una posición soberbia y se colocan en calidad de patrones sociales: “todo lo que hago yo es bueno”, “yo tengo el poder y digo cómo es, cómo me conviene, cómo han de obedecer”, etc. Muchas veces, una personalidad al frente de una organización con influencia internacional, y a nivel de individuos, se monta en el espectáculo de su Predecesor. Ello no quiere decir, que tengan los mismos escrúpulos, los mismos objetivos, los mismos sentimientos, ni que estén iluminados del mismo lado.

 Por ello, hago un llamado a cada individuo humano a ser persona, a pensar y analizar por sí mismo y no comportarse, cual masa u ovejas. He visto masas revueltas y ovejas enfrentadas en Madrid, ante la cita internacional de las Juventudes Católicas. Todavía, se habla en la Televisión Española constantemente; se muestran imagines. Fue penoso y dice mucho, negativamente, de la urbanidad y nivel de civilización de determinados grupos, por decirlo de un modo suave, poco agresivo.

P: ¿Se refiere Vd. a los enfrentamientos en la Puerta del Sol, preludio de lo que se dio en llamar JMJ?

R: Exactamente,  Yo vengo de regímenes dictatoriales, regímenes cuestionados internacionalmente por la violación de los derechos humanos. Yo misma, estando en funciones en mi Cátedra en la Universidad de La Habana, fui sometida a acoso político y laboral, por un grupo de profesores universitarios, también con diversos matices. Por tanto, se creería que ver a la Policía actuar de modo enérgico, por decirlo suave, sería algo común a ese tipo de regimenes. Nada más alejado de la realidad. Yo nunca había visto, a no ser en películas o en las situaciones recientes en Grecia y en los países árabes, semejante cosa.

Puntualizo, que, en la Trilogía, Memorias de mi Generación, yo doy testimonio de un acto brutal de un policía cubano ante el Cuerpo de Guardia del Hospital Militar, en que golpea en la boca a un detenido esposado. Ese es el acto más brutal del que he sido testigo. No digo que no haya exceso, pero espectáculo tal jamás lo vi en Rusia, Ucrania, Alemania Democrática, Holanda, Uzbekistán y otros. Tampoco, lo vi en México ni en Nicaragua. Eso sí, la Lic. Ana Evelyn Jacir, hoy en la OEA, estando en el C.I.D.E., en el DF, me dijo: “Cuando veas un policía por una acera, crúzate a la otra”. Entonces, me pareció una exageración; no la comprendí.

Bien, ¿cómo catalogo los hechos de la Plaza del Sol y sus inmediaciones, en el enfrentamiento entre laicos y católicos? Primero, no fue muy inteligente hacer las agrupaciones de individuos de tendencias contrarias en un mismo espacio geográfico. Madrid es muy grande, por tanto, era menester ubicar los permisos en áreas diferentes, en recorridos no encontrados. Ello no hubiese evitado enfrentamientos puntuales; excesos de ambos lados.

Debemos ajustarnos a la más estricta verdad: demasiadas visitas del nuevo papa de Roma a España en 9 meses, cual cronometrado, cual elección ratificada de una historia microsociológica conocida. Demasiado alboroto para un solo país, cuando hay tantos países en el Mundo. ¿Por qué? No contestaré ese por qué, aunque conozco la respuesta y, por ello, me  preocupa mi seguridad física y mi protección social en la enfermedad; mi aislamiento, no sólo voluntario, sino programado desde algún centro.

Pues, ambos grupos, según el derecho a la libre expresión, un derecho universal extensivo a todos los habitantes del Planeta, tienen esa posibilidad en la actualidad. Y el Gobierno, cual sea la tendencia ideológica de éste, está ante la obligación de asegurar los derechos ciudadanos, a todos los ciudadanos y no sólo a los católicos.

P: Permítame interrumpirle. ¿Se considera Usted católica?

R.: Sí. He sido católica militante, pero con libertad de criterios y pensamiento; hasta hace muy poco, iba todos los domingos a misa. Yo estoy retirada, porque hace bien a mi salud. Yo creo en DIOS. DIOS me ha buscado y me ha encontrado. Puede ser que yo haya perdido el camino, adecuado en mi caso y del modo en que yo le gusto a DIOS, entre tantos fanáticos y personas que se mantienen bajo la presión y control de un tipo de catolicismo, que forma parte de la época oscurantista de España. Es esa España negra, que hablaban y yo no entendía, por muchos años, a qué se referían. En CUBA, no conocí tal período ni tal forma de Catolicismo. Yo todo lo veía bonito en mis primeros años, 2000 a 2004; eran, las personas dulces, comunicativas y solidarias, aunque había muchos envidiosos y murmuradores. De todas formas, no era así mi visión de qué era ser español, muy diferente. Con frecuencia, en las comunidades se arman problemas de la nada. Es algo nuevo en mi práctica católica. Eso sí, la Iglesia Católica Española tiene mucho de qué enorgullecerse, pero nunca del fundamentalismo ortodoxo; jamás, del control y maltrato a los individuos; menos, de la labor de zapa a la autoestima de los individuos; no, de aceptar ciertos grados de maltrato dentro de la familia.

La Iglesia Católica Española se ha enorgullecido de su labor evangelizadora, particularmente, a la América Post-colombina. Ese es un proceso contradictorio y responde a una época histórica, que esperemos, no vuelva a repetirse jamás. En mi caso particular, no desciendo, creo yo, de los primeros colonizadores; la llegada a CUBA de mis ancestros, mis bisabuelos y abuelos, se da a partir de 1881, con la llegada de mis bisabuelos asturianos de Tineo y Cangas de Tineo, dejando al tío Pepe, hijo mayor, con los abuelos. Mi tío-abuelo asturiano fue Húsar de la Reina Doña María Cristina. Posiblemente, el bisabuelo D. Antonio García y Fernández, vecino de la Catedral de La Habana, calle Mercaderes, fue de los Voluntarios del Comercio. En este sentido, pudiese decirse, que esta rama de la familia era conservadora, muy patriótica. Los demás abuelos llegaron luego, durante la Guerra Civil o de Independencia de Cuba, en 1897, todavía siendo CUBA provincia de España. Nosotros, mi Familia Torres, hemos tenido que lamentar la caída en combate, en el Combate del Ramón de las Yaguas (30 de Agosto al 1 de Septiembre de 1895), defendiendo la integridad del territorio español, de mi bisabuelo paterno, el Capitán español  RAMÓN TORRES ¿VENDRELL?, nacido en Manresa, de los Torres de Aragón.

Por tanto, mi aproximación a la Historia de Cuba, del modo que la he recibido y estudiado en calidad de rama del pensamiento, no siempre coincide con los manuales y los enfoques de los independentistas, tampoco, con algunos artículos de la época en la Prensa Española. Se sabe, que de los artículos de guerra hay que leer los bandos y sacar sus propias conclusiones.

Mi pensamiento dista de los cubanos  y latinoamericanos, que se atribuyen el sentimiento de haber sido colonizados. Siempre he dicho, que el caso de CUBA es diferente. Porque ninguna población puede ser colonia de sí misma, entendido colonia en la relación Metrópoli-Colonia. Si el caso de CUBA hubiese sido de un modo contrario, Yo sería descendiente de los colonizadores. Yo estoy muy orgullosa de mis ascendientes y prefiero verlos de otro modo, por ejemplo, el Héroe, que cayó combatiendo por la integridad de su Patria, un militar de honor, que no corrió ante el enemigo. ¿Fueron abandonados sus restos en el campo de batalla? La tropa enemiga dice algo al respecto. Yo no he logrado encontrar al Héroe, siquiera tener un diploma o el trofeo de sus armas de combate. No fue un perdedor el Bisabuelo, sino un Héroe de su Patria, que cayó en su Patria, en una provincia rebelde, insubordinada, según los parámetros del momento y la pertenencia territorial del Archipiélago Cubano. Tal vez, se pueda buscar un débil paralelismo con la situación de los militares, que caen en las Vascongadas; muy superior a los que caen en misiones de intervención pacifista en Afganistán, Irak y otros países, o los accidentados en Turquía.

Aunque me salga un poco del tema, espero, que el Gobierno Español y la Casa Real Española hagan llegar a mi persona los documentos de mi Bisabuelo, el Capitán español RAMÓN TORRES (Manresa,¿1838?-Ramón de las Yaguas, Cuba, 31 de Agosto de 1895), que no pude encontrar en el Archivo Militar de Segovia y otros, así como sus medallas, honores militares y armas de su Cuerpo, supongo que de Caballería. Y, si se muestran complacientes, a lo mejor, el expediente militar de mi abuelo gallego, Sr. D. Juan Ramón Vila y García, Soldado de 5 ó 6 Revistas, del que su abuelo, también fue militar, posiblemente, oficial ¿Agustín Vila?. Ante todo, los del tío Pepe, el Húsar (Don José (posiblemente, otros nombres) García y Fernández, de la Familia Ilustre. FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA y los documentos de hidalguía de mi FAMILIA FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA y, de haberlos,  de la FAMILIA TORRES.

 

P.: Continuamos con la Plaza del Sol?

R.: Sí. Fue vergonzoso ver cómo se insultaba y se hacían gestos groseros, se alardeaba de homosexualidad para ofender a los jóvenes católicos, venidos de diversos países, y españoles. Es la peor imagen de España, que Yo he visto. Es muy importante el respeto; el respeto a todos los ciudadanos del Mundo y a cada ser humano en particular. RESPETO, RESPETO Y RESPETO A LOS INDIVIDUOS.  Se ha perdido la decencia. Es lo visto en las imagines de los laicos en la Plaza del Sol de Madrid y calles aledañas. No son laicos, siquiera ateos, sino la chusma. No quiero decir, que todos los laicos reunidos fueran chusmas. Pero, los extremistas, los más "radicales" son parte de la escoria. También, hay que decir, que algunos encumbrados, que se muestran cual señores, no dejan de ser escoria por ello. Por momentos, es cuestión de envoltura. ¿Tienen derecho a cuestionarse la reunión? Sí, pero con respeto, con decencia, guardando el orden público.

No me gustó la brutalidad de la Policía, pero no dieron espacio a la no represión. Eso sí, no se puede seguir golpeando a un ciudadano en el suelo o cuando huye.  También, era menester abofetear a la mujer con los colores de la bandera española, tal vez una bufanda, que atacaba cual rabiosa fascista, ignorante de los procesos históricos y sociales. Daba asco. Gritaba: “VAYANSE A LA PUTA CUBA. A CUBA Y VENEZUELA”. No es la primera vez, que he visto, ante diferencias católicas y laicas, utilizar los elementos nacionalistas y xenófobos. Yo he introducido un término en la Lengua Española: ‘xenofagia” y, consecuentemente, ‘xenófago’ o ‘xenófogo’: unión de la xenofobia con la antropofagia social, formando una nueva palabra compuesta. No nos encontramos ante el miedo al otro, siquiera algunos soportan a los propios que regresan; algunos se mofan de los que tienen raíces más elevadas y profundas en estas tierras, si tienen la osadía o la necesidad de regresar, por supuesto, no, si lo hacen con los bolsillos llenos, aún, aquéllos que robaron el dinero. Es el caso de Gral. Fulgencio Batista. Y, no tengo nada contra Batista, todo lo contrario, porque, el Día de San Fulgencio de 2010,  me prometió “SALUD”. Y, lo ha cumplido, a pesar de que se ha tratado de violar la VOLUNTAD DIVINA,  profanando mi domicilio y entorno.En 2011, me dijo San Fulgencio: "SALUD EN TODOS LOS SENTIDOS", es decir, había llegado la hora de la sanación de mi vida.

Volvamos a la “PUTA CUBA”. ¿Es decente esa asquerosa mujer, aunque enrollada en los colores de la bandera? ¿Es diferente a los laicos, que se comportaron cual chusma? Era del mismo populacho, sólo unos no iban a misa y la otra se comporta mojigata en misa; se comporta no como católica ferviente, sino como masa oscura fanática. De la “Puta Cuba” han comido unos cuantos y, mucho más, los encumbrados, desde las maderas preciosas de la construcción de El Escorial, por sólo citar un ejemplo, junto a muchos títulos de nobleza.

Por cierto, son muchas mojigatas y cohibidos, por decir de algún modo, que van a Cuba a desahogar sus inhibiciones católicas y no católicas, y hasta laicas y ateas, mayormente, con los descendientes de esclavos africanos, también, a otros países del Caribe, a Turquía y al Mogreb. Otro ejemplo, en la “Puta Cuba” no se venden por el teléfono móvil videos con LucíaLapiedra, haciendo un trío con unos cubanos, hechos tristemente, y contra toda decencia y lógica humana,   famosos en España (15 céntimos más IVA por minuto).

).

"Ábrase el Mundo a CUBA y que CUBA se abra al Mundo"·
JUAN PABLO II (1998, AÑO DEL ESPÍRITU SANTO)

 

 

   Mi Buen Papa, el Santo Papa Karol Woytila.

 

 

Santander, Lunes, 29 de Agosto de 2011; H: 18:27

 

CONTINUARÁ