¡PLUMA CASTIZA!

Autora: DRA. PROF. KARY TORRES, alias ANDREA TUTOR. Profesora Titular e Investigadora Titular de la Universidad de La Habana. Premio Nacional de las Ciencias Sociales y Humanísticas de la Academia de Ciencias de Cuba (2001). Premio al Mejor Libro Científico Publicado, Universidad de La Habana (2000). Ensayo Social del Concurso Pinos Nuevos del Instituto Cubano del Libro (1995). Profesora Emérita de la Universidad de La Habana. ESCRITORA, ENSAYISTA, POETA y PINTORA, PROLOGUISTA, CRÍTICA LITERARIA Y CULTURAL. HISPANISTA, EDITORA E ILUSTRADORA. CREADORA DEL REALISMO ROMÁNTICO DEL SIGLO XXI.

 

¡PLUMA CASTIZA!

 

Dedicado al Autor de HACIA TIERRAS VIEJAS[1]

 

 

 

YO, DR. PROF. KARY TORRES, PROCLAMO AL MAESTRO SEÑOR DON ANTONIO TORRES  I FLOTACH, ALIAS ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ (Zaragoza, ¿1867?-Santiago de Cuba, 1909), AUTOR DE LA MAYORÍA DE LA OBRA LITERARIA ADJUDICADA a d. Emilio Bacardí, TRAS LA LECTURA DE ESA MAYORÍA.

 

¡ANDRÉS TUTOR, me inclino ante vuestra prosa: pincel, que se erige en pluma! ¡Me descubro ante vuestro excelso léxico, saber profundo y sabiduría remota, de carácter enciclopedista! ¡Exaltada inteligencia e imaginación artística! ¡Cosmovisión humanista, que busca explicación y precisión en detalles sociales, que van de lo costumbrista, modos de vidas y vestimenta, a lo religioso; mirada aguda en busca del Arte y el reconocimiento de ésta con independencia de credos, procedencias y etnias! ¡Me enorgullezco de ser vuestra nieta, aún más que antes, después de leer parte importante de vuestra Obra literaria ¿escamoteada o sustraída? y, sobre todo, HACIA TIERRAS VIEJAS! [2]

ANDRÉS TUTOR, SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTATS[3],  viajero incansable en busca del conocimiento y el contacto con otras culturas.  ¡Políglota, plurilingüe, cosmopolita! ¡ANDRÉS TUTOR, hijo de Aragón, pluma excelsa, pluma castiza con refinamiento parisino! ANDRÉS TUTOR, TORRES de Aragón, de Cariñena, tierra de vinos y grandes espacios, donde la vista se pierde entre extensos viñedos, que se dilatan hasta lontananza.

¡Al genio de Aragón!, al intelectual polifacético catalano-aragonés, dedico estas líneas, en reconocimiento y rescate de su figura, por respeto a quién llevó el progreso y la prosperidad, las ideas más avanzadas, que dieron luz a las mentes y levantaron a las Artes y a la Ciudad Capital del Departamento Oriental de Cuba; a la Cuba, que debilitada por la Guerra Civil e Hispana, con posterior intervención Estadounidense, de finales del s. XIX, que puso fin a la pertenencia al Reino de España. Pues, Santiago de Cuba, aún en medio de una crisis, creció desde el núcleo primicial; ciudad muy pequeña, que, en su proceso de crecimiento histórico, llegaba a Calle Segunda de Santa Bárbara (Piedrahita)  fomentó un elegante y refinado Vista Alegre: caricia del buen gusto recorrerlo, aún, tras algo más de un siglo de existencia. Así, la provincianísima ciudad de Santiago de Cuba llegó a codearse con el mismísimo París y Barcelona, por la influencia y vínculos personales del MAESTRO ANDRÉS TUTOR, mientras que, en el sector industrial, fue importante, también, DON ANTONIO TORRES, el hombre de negocios e industrial; además, todo parece indicar, que las relaciones anteriores de Enrique Schueg con Burdeos sirvieron, en una etapa posterior, una vez superada la quiebra en 1912, a la promoción y exportación del rones y licores bajo la firma Bacardi[4]. La presencia de TUTOR en Santiago, no sólo se expresa en el desarrollo de las Artes, sino también de la Sociedad y en un conjunto de iniciativas coincidentes con su llegada a Santiago de Cuba en la segunda mitad de 1901.  Vista Alegre marcó la tónica y el buen gusto, a partir de él surgieron nuevos barrios de burguesía media y, posteriormente, de clase media alta. Ser rico en Santiago de Cuba implicaba, y sigue implicando, adoptar el modo de vida de la Familia Torres de inicios de siglo XX, implicaba asimilarse al estilo y modo de vida del Maestro, a su refinamiento y exquisitez social.

Al iniciar la lectura de HACIA TIERRAS VIEJAS, lo hice convencida de que era una obra legítima de Emilio Bacardi y fui en busca de su modo de escribir para comparar su prosa con la del Autor de VÍA CRUCIS, de DOÑA GUIOMAR, de FILIGRANA, de Cuentos de todas las noches[5] y otras obras literarias, adjudicadas a Emilio Bacardi, ya sea por él mismo o por su familia. Encontré a dos narradores dentro del espacio-libro, bajo el título HACIA TIERRAS VIEJAS.

Empequeñece a un gran hombre medir más allá de su estatura. Del mismo modo, hace pequeño a un gran hombre no respetar las alturas. Hay escritores y narradores. Existen Escritores, escritores y  cronistas, después, periodista y reporteros. No todo Cronista o cronista es un Historiador. No es lo mismo un aficionado que un profesional, mayor diferencia con un intelectual. No siempre las Academias se respetan. No obstante, a los Autores, a los Escritores es menester respetarles, por ser el pensamiento más elevado y selecto de todo el conglomerado humano. No se puede pretender ser escritor sin serlo. Son muchos los narradores y pocos los Escritores.

Pues, quería hacer un estudio comparativo de los niveles narrativos, léxico y otras cuestiones, porque ante un Estudioso, ante un Literato, ante un Sociólogo, un Ensayista Sociológico, como es mi caso, salta de manera ostensible la diferencia, incluso, dentro de HACIA TIERRAS VIEJAS, entre la narración de la salida de Cuba y algunas cuñas chapuceras, insertadas a una prosa excelsa de un nivel intelectual de elevado calibre, que nada tiene que ver con el provinciano patriota.

Se hace evidente para un ojo entrenado, que hay dos plumas, cuando menos, dentro de las obras completas, que aparecen bajo la autoría de Emilio Bacardi Moreau. El verdadero Autor, como se ha dicho, tiene un coeficiente intelectual muy superior y goza de una pluma castiza cultivada en la Península y que alcanzó su mayor vuelo, tras sus estudios y vida parisina, en la tranquila y privilegiada zona residencial de la más alta burguesía de Santiago de Cuba; zona, que él mismo se encargó de escoger y fomentar.

En HACIA TIERRAS VIEJAS se siente la experiencia del hombre no común, que ha gozado del privilegio y los medios de viajar por el basto continente europeo, visitar Tierras Santas, el Egipto Faraónico, dentro de un cúmulo de viajes, que le llevó a la lejana Isla de Cuba; cercana, por la caída de su SEÑOR PADRE  en el Combate del Ramón de las Yaguas en la Guerra de Cuba, 1 de Septiembre de 1895[6], en el entonces Departamento de Cuba, hoy provincia de Santiago de Cuba. De hecho, el combate, aunque novelado, parece hacer coincidir a dos amigos de los tiempos de Aragón, uno Oficial Cubano y el otro Capitán Español al igual que el padre del Autor: uno dulce y amoroso; el otro, caballero y militar[7]. Este acontecimiento justifica, cuando menos, la presencia de ANDRÉS TUTOR en la Isla de Cuba.

Primera parte escrita en Santander, España, el 26 de Julio de 2011

(Continuará)

 

 

 

 



[1] Antes de hacer una crítica específica a HACIA TIERRAS VIEJAS, esta Ensayista gustaría contar con información documental sobre algunas cuestiones más allá de la literatura misma.

[2] Queda a las universidades la responsabilidad de la pesquisa científica, de remover archivos y fondos de museos por el Mundo, así como colecciones particulares o cuadros en propiedad; queda a las universidades de diferentes latitudes demostrar la autenticidad de las cuestionadas, por mí, autorías. Yo les invito desde el cuestionamiento razonable y mi dictamen científico, desde mi Cátedra en Ciencias Sociales de la Universidad de La Habana, y en mi calidad de Literata, Hispanista y Pintora, Crítica literaria y Prologuista, con prólogo a toda mi obra y haber hecho un prólogo homenaje a esa magnífica obra, que es INÉS DEL ALMA MÍA de Isabel Allende, que conmocionó a la Escritora, quien lo catalogó de “TESORO”, a una investigación seria.

[3] ANDRÉS TUTOR, es el pseudónimo del SEÑOR DON ANTONIO TORRES Y FLOTACH, Pintor de Academia, nacido en la región de Cariñena, en Aragón, España. No se ha podido precisar hasta el presente la fecha exacta de su nacimiento en 1867, aunque sí la villa, en que nació, por su Expediente de Matrimonio de Mayo de 1900. Llegado a La Habana en 1897, donde residió hasta Mayo de 1900, momento en que se traslada a la Ciudad de Cienfuegos. Allí, reside un año y nace su primogénito. Traslada residencia a Santiago de Cuba, con primer domicilio en la parte alta del Centro de la Ciudad Capital Primada de Cuba, en la calle San Gerónimo. Es Fundador del Reparto Vista Alegre de Santiago de Cuba y uno de sus primeros habitantes: su casa señorial  estaba entre las primeras 17 construidas. A diferencias de éstas, la suya era de mampostería y tejas, siendo predominantes las casonas de madera. Falleció a la temprana edad de 42 años, de forma repentina (12 de Octubre de 1909, fecha memorable para la Hispanidad, entonces, Día de la Raza: el Médico de la Familia, certificó la muerte a las 1:20 AM del 13 de Octubre), dejando 4 huérfanos, el mayor, MI PADRE, tenía 8 años. Su única hija hembra, la menor, llevó el nombre de CUBA. El Maestro ANDRÉS TUTOR, Pintor de Academia, Poeta, Escritor, Profesor de Pintura y otras Artes, y Comerciante, está sepultado en el Cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba con su pseudónimo artístico: ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ, en una tumba marcada con el apellido Betancourt; bóveda, ubicada en el terreno de los TORRES, construida permiso de su hijo mayor. Está situada a la derecha de la Entrada.

[4] Hasta 1919, la fábrica de ron no contaba con desarrollo tecnológico, sino que se mantenía en el barracón y alambique de John Núñes (z), inglés radicado en Santiago de Cuba, proveniente de Jamaica. Éste dio los primeros pasos en la producción de ron y encargó a d. Facundo Bacardi, padre, de la fabriquita al retirarse a su casa antes de morir. Juan Núñez, Bombero profesional, hasta su fallecimiento en los ’60 habitó la casa del John Núñes (z), al cual supongo nieto del inglés. ALLÍ, EN LA ACESSORIA Y CASAS INTERIORES, TODAVÍA VIVIAN LOS DESCENDIENTES DE LOS PRIMEROS EMPLEADOS DE JOHN NUÑEZ O NUNES, LOS CUALES LE PAGABAN EL ALQUILER, A Juan Núñez, hasta la Ley Revolucionaria de la Reforma Urbana de principios de los ’60; alquileres, a los que se hace referencia en las primeras reescrituras de la empresa, donde se exonera del pago de los mismos a los trabajadores de la fábrica.

[5] Obras literarias leídas y estudiadas por mí, que las he adquirido por Internet en varios puntos del Planeta.

[6] El Combate del Ramón de las Yaguas tiene lugar entre el 30 de agosto y el 1 de Septiembre.

[7] Es un hecho, que se recrea en otra obra, en una novela, que, también, ha sido adjudicada de “alguna manera” a d. Emilio Bacardí Moreau, VÍA CRUCIS, en que nos parece encontrar reflejado en el  delicado Pablito de Amour al Poeta José Martí y al Capitán español. Dos seres que se conocieron y tuvieron amistad en la Península. Es una batalla de 1895, que nunca existió, al menos, en la forma en que se novela.